Saltar al contenido

Estufas de Leña: ¿Cómo elegir? ¿Qué tipos existen?

estufa de leña para exterior y jardines

Si buscar sentir un calor 100% natural, ecológico y confortable dentro de tu vivienda las estufas de leña son la mejor opción que puedes encontrar en el mercado. En el siguiente artículo te expondremos cada aspecto a detalle referente a las estufas de leña y en que debes de fijarte a la hora de elegir y comprar la mejor estufa que cubra las necesidades de tu hogar.

Catálogo de estufas de leña

Mejores Marcas de estufas de leña

Entre las mejores marcas de estufas de leña, podemos encontrar la míticas estufas de estilo danés de la marca aduro, la cuál cuenta con las mejores opiniones del sector por departe de los clientes y expertos.

Ventajas de utilizar una estufa de leña respecto a otro tipo de estufas

Las estufas de leña cuentan con una serie de ventajas tanto a nivel económico como a nivel ecológico. Pero si tenemos que destacar una serie de ventajas que no dejarán indiferente a nadie. Las principales ventajas son:

  • Fuente de energía renovable: siempre y cuando la obtención de madera se haga bajo condiciones sostenible de tala y reforestación.
  • Combustible ecológico y barato: la madera es un material que resulta menos contaminante en su proceso de producción, siempre y cuando siga condiciones para el desarrollo sostenible.
  • Elevado poder calorífico: Por medio de la combustión de leños de madera, que proporcionan a tu hogar de un calor agradable y acogedor.
  • Se encuentran hechas de materiales altamente resistentes a elevadas temperaturas.
  • Según su diseño pueden emitir calor por convección y radiación.
  • Instalación sencilla: no requiere de grandes obras, aunque si requieren de una salida de humos vertical con salida al tejado o cubierta (lo indica la RITE)
  • Idóneas para calentar habitaciones y estancias de entre 25 m2 y 100 m2 o como complemento de otro sistema de calefacción.

El funcionamiento de una estufa de leña es bastante sencillo a comparación de otro tipo de estufas. Esto se debe a que el calor se obtiene mediante la combustión o quema de madera, lo cual proporcionara a tu hogar de un calor reconfortante y agradable durante los meses de invierno. Este tipo de estufa resulta perfecto para proporcionar calefacción a las zonas más frías de vivienda, como pueden ser: el salón, el sótano o la cocina.  

Tipos y modelos de estufas de leña

En el mercado actual podrás encontrar una gran variedad de tipos y modelos de estufas de leña, como portátiles, redondas, antiguas, pequeñas, grandes, leroy merlin, baratas, económicas, insertables, de esquina, empotrables, con horno, para cocinar, insertable, de panadero, con ladrillos, bricomart, de exterior, fogones, para camping o eléctrica.

Aunque algunos modelos de estufas suelen ser mixtas, es decir, que funcionan con leña y con pellets o gas. Pero podemos clasificarlas según sus materiales de fabricación, de los cuales encontraremos dos tipos principales:

estufa de leña antigua

Estufas de leña de hierro fundido

Las estufas de leña de hierro fundido, son perfectas si lo que buscas es un calor directo, constante y radiante.  El hierro fundido es un tipo de material muy robusto con una altamente resistente al calor, pero principalmente altamente duradero en el tiempo. Este material posee una inercia muy alta, es decir, que suele tardar mucho en calentar. Pero una vez que este caliente, el calor perdurará, aunque la estufa este apagada.

Cabe destacar que con este tipo de estufa es recomendable mantener una distancia considerable de seguridad respecto a muebles, productos eléctricos, cortinas y por supuesto, personas. La estufa de hierro fundido es una gran opción para reemplazar la chimenea antigua de tu cortijo o casa de campo. Debemos señalar, que este tipo de estufa destaca por su diseño, que nos recuerda a las antiguas estufas de leña rusticas, lo que les convierte en un gran objeto de decoración para tu hogar.

Estufas de leña de acero

Las estufas de acero destacan por una estructura más ligera en comparación con las estufas de hierro fundido y en que su inercia es mucho menor. Es decir, que la inercia que presenta este tipo de estufa es más rápida a la hora de calentar, pero se enfría rápidamente a la hora de apagarse (su calor no se conserva). Este tipo de estufa cuenta con materiales refractarios en su interior, con el fin de aumentar la potencia calorífica y su inercia.

Dentro de las estufas de leña de acero se encuentran las de doble combustión, que optimizan en mejor medida el rendimiento y reducen de forma eficiente las emisiones. Este tipo de estufa inyecta un poco de aire dentro de una segunda cámara que precalienta, con o cual produce la quema de los gases y las partículas. Esto da como resultado que el rendimiento de la estufa alcance un 80%, es decir que utiliza menos combustible y tiene menor contaminación, mientras que produce más calor.  

Es importante recordar que las estufas de leña de acero y hierro fundido consiguen un rendimiento que se acerca al 70%, es decir que se utiliza más combustible y tiene más contaminación que una estufa de doble combustión. Por lo tanto, a mayor rendimiento, menor contaminación y consumo energético.

Cabe decir que las estufas de acero generan mucho más calor por convección que por radiación, en otras palabras, esto significa que calientan el aire y lo distribuyen por toda la estancia. Si bien es verdad, este tipo de estufa también genera calor por radiación desde el cristal de la estufa, en caso de tenerlo.

La mejor opción para el hogar, ¿estufas de leña por convección o radiación?

Esta es una duda que suele surgir a la hora de comprar tu estufa de leña, puesto que estos dos tipos de estufa difieren en varios aspectos. Para empezar, la elección dependerá de las necesidades de cada vivienda.

estufa encendida en el salón

Las estufas de convección

Las estufas de convección o estufas de acero emiten calor por convección, es decir, distribuyen todo el aire caliente de forma uniforme por toda la habitación. Su funcionamiento es bastante sencillo de explicar: el aire frío entra por una rejilla que se ubica la parte inferior de la doble cámara, en segundo lugar, este aire se calienta por medio de la combustión para posteriormente salir expulsado por toda la estancia. Estas estufas no suelen quemar al tacto, debido a que el intercambio térmico del aire frío se lleva a cabo en su interior y resultan más seguras. Este tipo de estufa calienta la vivienda de forma directa y constante.

Las estufas de radiación

Las estufas de radiación o estufas de hierro fundido emiten una gran cantidad de calor por medio de las inmediaciones de la estufa, es decir, sus paredes. Con este tipo de estufas se debe tener muchas más precauciones. Se debe que al calentarse esta puede resultar muy peligrosa y puede causar quemaduras si se tiene contacto directo con ella.

En nuestra opinión lo ideal para nuestro hogar es una estufa que mezcle convección con radiación, ya que obtendremos un calor más alegre y uniforme en toda la habitación.

Consigue los modelos más baratos del mercado

¿Cuántos metros cuadrados calienta una estufa de leña?

Una estufa de leña correctamente instalada puede calentar una estancia de entre 25 y 120 m2 aproximadamente. Aunque también hay factores que pueden influir de forma significativa, como la potencia de la estufa o factores ligados a la vivienda. Algunos ejemplos son: un deficiente aislante térmico, el tipo de ventanas que tenga la casa o la zona climática en la que se encuentre ubicada.

Estufas de leña para radiadores

Dentro del mercado podremos encontrarnos con diferentes tipos de estufas de leña que calientan los depósitos de agua, entre ellas las estufas para radiadores, también llamadas termoestufas o hidroestufas.

El fuego que genera la estufa se encargara de calentar el depósito de agua que se encuentra en la parte trasera de la estufa, hasta llegar a la temperatura programada en el termostato. Una vez se logra dicha temperatura la bomba de circulación de alta eficiencia se encenderá. Posteriormente está se encargará de bombear el agua caliente almacenada a través de toda la instalación de radiadores. Debido a la gran potencia requerida para calentar el agua del depósito, las hidroestufas suelen estar hechas de hierro fundido,

Aprende a cómo encender una estufa de leña

Aprender a encender una estufa de leña es mucho más sencillo de lo que puedes imaginar. Esto no debería ser un impedimento a la hora de comprar una estufa de leña para tu hogar. A continuación, te daremos una serie de pasos a seguir para encender tu estufa de forma correcta:

leña ardiendo
  1. Para empezar, nos debemos asegurar que la leña no esté fría, como recomendación la leña debe almacenarse a temperatura calidad. En caso de no disponer de un lugar cálido, puedes meterla dentro de tu hogar un día antes de utilizarla.
  2. Parte la leña en pequeños trozos e introdúcelos dentro de la estufa para asegurar que el fuego encienda rápidamente. También nos podemos ayudar de productos que aceleren la combustión, como pastillas de encendido.
  3. Abre cada uno de los reguladores de tiro de la estufa de leña. Esto nos ayudara a avivar el fuego de manera rápida, debido a que genera una corriente de aire dentro de la misma.
  4. Cuando el fuego ha encendido y se genere la brasa, es momento de añadir leños más grandes. Recuerda cerrar la puerta.
  5. Es momento de cerrar un poco todos los tiros de la estufa de leña, pero nunca debes de cerrarlos totalmente o el fuego se extinguirá.
  6. Añade leña con frecuencia, pero en pequeñas cantidades, para evitar que el fuego se apague.
  7. Cuando apagues la estufa, es recomendable aspirar o recoger la ceniza del interior, para evitar que esta se acumulé. 

Como añadido está ceniza se puede utilizar como compost o abono para tus plantas y árboles del jardín. La ceniza de madera ayudara a separar la tierra y a que esta retenga una mayor cantidad de aire.

Mantenimiento y limpieza de estufas de leña

Una vez el fuego se encuentra extinguido y el cristal este frío, es un buen momento para empezar a limpiar la estufa. Para limpiar una estufa de leña de la mejor manera recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Elimina el Hollín del vidrio: Para limpiar el hollín que hay presente en el vidrio de la estufa es recomendable utilizar una toalla o un papel húmedo. No recomendamos utilizar productos de limpieza convencionales, debido a que estos corroen la pintura y oxidan el metal.
  2. Quitar la ceniza que se encuentra en el fondo de la estufa: Es de suma importancia eliminar la ceniza que se encuentra en el fondo de la estufa. Esto se hace debido a que está puede impedir el suministro de aire al fuego y pueda provocar una mala combustión. Para limpiar la ceniza se recomienda utilizar una aspiradora especial para ceniza.
  3. Conserva las paredes de la estufa limpias: Estos es esencial para obtener una combustión optima. Recomendamos limpiar las paredes de la estufa con una pala y un cepillo.
  4. Limpiar el conducto de evacuación de humos: Al igual que las chimeneas las estufas de leña necesitan de una limpieza anual, preferiblemente al finalizar la temporada de invierno. Esto se hace con el fin de mantener el funcionamiento óptimo para la próxima temporada.
  5. Cuida la parte exterior de la estufa: Para conservar la fachada exterior de la estufa de manera impoluta recomendamos limpiar con un paño de microfibra.

¡Cuidado! Debes de tener en cuenta estos aspectos antes de instalar una estufa de leña en tu hogar

Es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de instalar una nueva estufa de leña en tu hogar. Estos aspectos son:

estufa de leña en el jardín de la casa

Seleccionar adecuadamente una ubicación

Debemos de tener en cuenta que las estufas de leña deben de tener una distancia mínima de seguridad con otros muebles de al menos 1 metro.  De igual forma se debe dejar una distancia mínima entre la pared y la estufa. Esto añade seguridad en caso de que se enuentre hecha de algún material inflamable como madera o pladur. Como nota se recomienda instalar una placa protectora.

Seleccionar el lugar adecuado

Será de vital importancia para garantizar una buena combustión. La estancia debe de disponer de una buena oxigenación, por lo que no se recomienda ubicarlas en lugares pequeños.

Salida de humos

Se recomienda que la salida de humos de la estufa sea totalmente recta, evitando en la medida de lo posible que esta tenga codos. De ser necesario incluir un codo, se deben de seguir las indicaciones del fabricante, que por lo general la inclinación recomendada suele rondar los 45º. Es muy importante tener en cuenta que bajo ningún concepto las estufas deben de compartir la misma salida de humos.

De igual forma se establece que el conducto debe de tener un diámetro y una altura suficiente para asegurar la salida de humos. Los fabricantes suelen sugerir una altura mínima de 2 a 4 metros.

Las mejores ofertas del mercado 2020

Entradas relacionadas con estufas de leña